Marco Sostenible de I + D es Necesario para Responder a Necesidades Esenciales de Salud de los Países en Desarrollo

[Ginebra, Suiza – 21 de mayo de 2012]
DNDi da la Bienvenida a las Recomendaciones de los Expertos de la Organización Mundial de la Salud para Iniciar las Negociaciones para un Convenio de I+D en la Asamblea Mundial de la Salud
Después de una década de un proceso de análisis y discusiones sobre las maneras de satisfacer mejor las necesidades sanitarias de los países en desarrollo, un reciente informe del Grupo Consultivo de Expertos en Investigación y Desarrollo: Financiación Coordinación (CEWG, por sus siglas en inglés) será discutido esta semana en la 65ª Asamblea Mundial de la Salud  (tema 13.14 del programa). La iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi), una organización de investigación y desarrollo (I+D) sin fines de lucro, da la bienvenida a la conclusión de los expertos al afirmar que ‘ha llegado el momento de que los Estados Miembros de la OMS pongan en marcha un proceso que lleve a negociar un acuerdo vinculante sobre actividades de I+D que respondan a las necesidades de los países en desarrollo’.
[English] [Português]

Hace una década, la I+D para las enfermedades olvidadas relacionadas con la pobreza se mantuvo prácticamente estancada. Desde entonces, han habido cambios significativos en el escenario para estas enfermedades, ahora con cerca de 150 nuevos proyectos en I+D para medicamentos, diagnósticos y vacunas en el pipeline. Este avance resulta de la presión internacional y de la participación de nuevos actores y donadores públicos y privados, en países endémicos y no endémicos, bien como de iniciativas como las asociaciones para el desarrollo de productos (PDP), que fueron creadas para llenar las brechas dejadas por las políticas y las fallas del mercado.

No obstante, a pesar del progreso incremental, las necesidades de salud de la inmensa mayoría del mundo siguen sin estar cubiertas, los actuales esfuerzos de I+D están todavía muy fragmentados, y el financiamiento sigue siendo muy frágil. Avances terapéuticos legítimos, adaptados a las necesidades de los pacientes en contextos de recursos limitados y que tienen el potencial de transformar radicalmente el tratamiento de muchas enfermedades olvidadas, especialmente aquellos con las mayores tasas de muerte, aun tienen que pasar por costosos estudios clínicos para alcanzar la necesidades de los pacientes.

Como una organización de I+D sin fines de lucro que entregó seis nuevos tratamientos para los pacientes olvidados y que ha abogado por una mayor responsabilidad pública y por un ambiente más favorable a la I+D, DNDi da la bienvenida a los análisis y conclusiones de este informe.

“El análisis del Grupo Consultivo de Expertos de la OMS muestra claramente que es el momento de coordinar mejor las iniciativas, garantizando un financiamiento adicional y sostenible de I+D esencial en salud, y fortalecer el papel de la OMS en la definición de prioridades en I+D para que la innovación esté direccionada hacia los más necesitados y para que el acceso de los pacientes esté garantizado”, afirmó el doctor Bernard Pécoul, director ejecutivo de DNDi.

DNDi publicó un breve documento de posición para relacionar los resultados del informe con su experiencia en I+D para las enfermedades olvidadas. Las “lecciones aprendidas” de la DNDi incluyen cuatro componentes claves esenciales:

  1. Nuevos mecanismos de financiación son necesarios para proporcionar un fondo adecuado y sustentable, asegurar nuevas fuentes de financiación, e involucrar a la responsabilidad pública a responder por las necesidades globales de salud.
  1. Estrategias de I+D basadas en modelos de innovación abierta es esencial para fomentar la innovación global, reducir la duplicación y los costos de I+D, y acelerar la entrega de nuevos medicamentos a los pacientes. Estas iniciativas de innovación abierta apoyadas por fondos públicos deben ser diseñados para proteger el acceso de los pacientes, desvinculando los costos de I+D del precio de los productos, suministrados en forma de bienes públicos.
  1. Mayor participación de los países endémicos en la coordinación de I+D es esencial, especialmente en la definición de prioridades basadas en las necesidades de los pacientes y en la asignación de recursos para las prioridades identificadas.
  1. Vías regulatorias innovadoras son necesarias para garantizar el acceso rápido de los pacientes a los tratamientos, lo que reduce el costo total de su entrega y, finalmente, apoyar el fortalecimiento de la capacidad local en los países endémicos.

“Tenemos que dar una respuesta clara a los millones de pacientes que sufren y mueren cada día por enfermedades desatendidas, no sólo en África sino también en todos los países en desarrollo. El ochenta por ciento de la población mundial tendrá beneficios directos si sus necesidades y voces se reflejan en las decisiones tomadas hoy por los gobiernos del mundo y la OMS.” Dijo la Dra. Monique Wasunna, Directora Asistente de Investigación, Instituto de Investigación Médica de Kenia (KEMRI) y Directora de la DNDi África. “Esta es una oportunidad única para hacer un cambio real y duradero para estimular y apoyar la innovación y el acceso de los pacientes olvidados.”

“A pesar de la época de restricciones financieras, la financiación adicional y sustentable para prioridades definidas es necesaria”, dijo el Dr. Pécoul. “Es imperativo que los gobiernos y la OMS asuman la responsabilidad de definir un nuevo marco para una mejor coordinación de I+D esencial en salud para atender las necesidades de los países en desarrollo y generar nuevos fondos para este propósito. Después de una década de discusiones, es hora de actuar.”

*****

Acerca de DNDi

La iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi) es una organización de investigación y desarrollo sin fines de lucro que trabaja para ofrecer nuevos tratamientos para enfermedades olvidadas, en particular, la enfermedad del sueño (tripanosomiasis humana africana), la enfermedad de Chagas, la leishmaniosis visceral, infecciones por helmintos específicas y VIH pediátrico. DNDi fue creada en 2003 por Médecins Sans Frontières/Médicos sin Fronteras (MSF), la Fundación Oswaldo Cruz (FIOCRUZ) de Brasil, el Consejo Indio de Investigación Médica (ICMR), el Instituto de Investigación Médica de Kenia (KEMRI), el Ministerio de Salud de Malasia y el Instituto Pasteur de Francia. El Programa Especial de la OMS para Investigación de Enfermedades Tropicales (OMS / TDR) actúa como observador permanente.

Desde su creación en 2003, DNDi ha entregado seis nuevos tratamientos para los pacientes olvidados: dos antipalúdicos de dosis fijas (ASAQ y ASMQ), una combinación terapéutica de nifurtimox y eflornitina (NECT) para la enfermedad del sueño en fase tardía, una combinación terapéutica de estibogluconato sódico y paromomicina (SSG y PM) para la leishmaniosis en África, un conjunto de combinaciones terapéuticas para la leishmaniosis visceral en Asia y una nueva dosificación pediátrica de benznidazol para la enfermedad de Chagas.

DNDi ha apoyado la creación de tres plataformas de investigación clínica: La Plataforma para Leishmaniosis en el África oriental (LEAP, por sus siglas en Inglés) en Kenia, Etiopía, Sudán y Uganda; la Plataforma HAT para la enfermedad del sueño, con sede en la República Democrática del Congo; y la Plataforma de Investigación Clínica en Enfermedad de Chagas, en América Latina. Redes regionales como éstas ayudan a fortalecer la capacidad de investigación y a implementar el tratamiento en los países endémicos.

www.dndi.org

Contacto con los medios

Ginebra

Violaine Dallenbach, Gerente de Prensa y Comunicaciones, DNDi

Oficina: +41 22 906 92 47 / Celular: +41 79 424 14 74

E-mail: vdallenbach@dndi.org

Río de Janeiro

Carolina Frossard, Asistente de Comunicaciones, DNDi América Latina

Oficina: +55 21 2215 2941 / Celular: +55 21 8830 0601

E-mail: cfrossard@dndi.org